domingo, 30 de julio de 2017

Alessandra Volpe (mezzosoprano) como Carmen en el Teatro del Bicentenario de León Gto, México

Alessandra Volpe (mezzosoprano) como Carmen
en el Teatro del Bicentenario de León Gto, México
Carmen, la voz de la libertad.

Erika P. Bucio / Reforma.com 

La mezzo italiana Alessandra Volpe destaca la exigencia del rol principal

El aria de las cartas (La mort! En vain, pour eviter) en que Carmen lee su destino es para la mezzosoprano italiana Alessandra Volpe uno de los momentos más emocionantes de la ópera de Bizet. “Siempre (con el aria de las cartas) puedo hacer más cosas diferentes por la sonoridad. Cada palabra es un sentido diferente y es una música emocionante”, responde la cantante vía  telefónica. Un rol que debutó en la Ópera de Ottawa en 2013 y que desde entonces ha cantado en siete producciones y, ahora, en el Teatro del Bicentenario de León, Guanajuato, con el tenor mexicano José Manuel Chú como Don José, el barítono Armando Piña como Escamillo y la soprano Marcela Chacón  como Micaela. “He descubierto un papel genial para mí. Me gusta mucho como mujer y personaje. La música de Bizet es fantástica y la idea de la mujer que sigue buscando la libertad. Todo cuanto le pasa es por la libertad”, explica la cantante, madre de dos hijos. Una libertad que, dice, Carmen paga con su muerte, como sucede en el dueto final del cuarto acto con Don José. Es un papel muy exigente: hay que cantar, bailar y actuar escenas de pasión. “No es un papel estático, como puede ser para una soprano la Mimí de La bohème”, compara. Pero es un rol que puede cantar con comodidad. 
Foto: Opera Tampa
Volpe ha interpretado Carmen en siete producciones;
el 13 de agosto sube al escenario de León
Después de tres semanas de trabajo en la Ciudad de México, hoy inician los ensayos de los solistas en el  teatro de León. La nueva producción se estrena el domingo 13 de agosto con la batuta de José Areán, la dirección escénica de Mauricio García Lozano y escenografía de Jorge Ballina. Volpe empezó a cantar a los 6 años. Era una niña tímida. Su madre le propuso cantar en un festival de Bari. Cuando el presentador le preguntó su nombre, Alessandra respondió: “Yo no”. Pero en cuanto escuchó la música comenzó a cantar sin miedo. Su madre se convenció de la vena artística de su hija. Llego al conservatorio para estudiar piano. Con aquella voz potente, le propusieron probar con el canto. Ella quería ser pianista. “Después entendí que era mejor cantar: tendría más trabajo que como pianista”, explica. Empezó en el coro del Teatro de Bari y después decidió intentar una carrera como solista. Un trabajo que no ha sido fácil. “Pero estoy feliz porque puedo expresar mi arte en el canto”, dice la italiana, quien en septiembre debutará el papel de Amneris en Aída. De la nueva producción de Carmen harán cuatro fechas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario