domingo, 30 de julio de 2017

András Schiff regresará al Palacio de Bellas Artes

El pianista húngaro András Schiff ofrecerá dos recitales: el jueves 10 de agosto a las 20:00 y el sábado 12 a las 19:00 en la Sala Principal del recinto de mármol (Palacio de Bellas Artes de México) donde interpretará obras de Bach, Bartók, Schumann y Janáček

Como “programas difíciles con una luminosidad reverencial” ha calificado la prensa internacional los conciertos de András Schiff, quien deleitará a los melómanos el jueves 10 de agosto a las 20:00 y el sábado 12 a las 19:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. El 18 de octubre de 2013 fue la última vez que el pianista húngaro se presentó en el recinto de mármol, en el marco del Festival Internacional Cervantino.

Schiff es considerado uno de los intérpretes más destacados de la música para teclado de Johann Sebastian Bach. También ha tocado las 32 sonatas para piano de Ludwig van Beethoven en orden cronológico por 20 ciudades del mundo y grabado todos los conciertos de Wolfgang Amadeus Mozart para este instrumento. Su repertorio incluye las obras para teclado más importantes de Robert Schumann, Joseph Haydn, Franz Schubert, Frédéric Chopin, Béla Bartók y los compositores ya mencionados.

El programa que ofrecerá el 10 de agosto está integrado por las Invenciones a tres partes (sinfonías 1-15) BWV 787-801 de Bach, la Suite para piano op. 14 y Al aire libre (1-5) de Bartók, la Sonata para piano 1.X.1905, Desde las calles de Leoš Janáček y la Sonata núm. 1 en fa sostenido menor op. 11 de Schumann. El sábado 12 interpretará El clave bien temperado Libro I (preludios y fugas 1-24) BWV 846-869 de Bach. Su disco más reciente, lanzado en abril de 2015, incluye las últimas obras para piano de Schubert grabadas en un fortepiano vienés de 1820 construido por Franz Brodmann.

Schiff nació en Budapest en el seno de una familia judía. Inició sus estudios de piano a los cinco años de edad. Posteriormente ingresó a la Academia de Música Ferenc Liszt de Budapest. Emigró a Inglaterra en 1979 para continuar sus estudios en Londres. Ha trabajado con las orquestas y directores más importantes a nivel mundial. De 1989 a 1998 fue director artístico del Musiktage Mondsee, festival de música de cámara que se realiza en Salzburgo.

 En 1999 creó su propia orquesta de cámara, la Cappella Andrea Barca (la traducción de su nombre al italiano), formada por solistas internacionales y músicos de cámara con el que se presenta en reconocidos teatros de Europa y América. Al año siguiente, con ocasión del 250 aniversario de la muerte de Bach, ofreció numerosos recitales con obras del músico barroco y dirigió La Pasión según San Mateo. Schiff ha manifestado que prefiere los repertorios intimistas que exigen reflexión y consagrarse a los autores que adora, como Mozart, Schubert, Schumann, Bartók o Bach, “el más genial de todos los compositores. Bach es el padre, Mozart el hijo y Schubert el espíritu santo. Puedo vivir sin escuchar a Rajmaninov, pero no sin Bach”

Ha sido galardonado con numerosos premios internacionales. En 2006 se convirtió en miembro honorario de la Casa Beethoven de Bonn en reconocimiento a sus interpretaciones de las obras del músico alemán. En 2008 recibió la medalla de la Wigmore Hall por sus 30 años de actividad musical en la prestigiosa sala londinense. En 2011 obtuvo el Premio Schumann de la ciudad alemana de Zwickau.


En 2012 fue nombrado miembro honorario de la Konzerthaus de Viena y recibió la Medalla de Oro Mozart de la Fundación Mozarteum Internacional, y en 2013, la Medalla de Oro de la Royal Philharmonic Society. En 2014 obtuvo el doctorado honoris causa por la Universidad de Leeds, y la reina de Inglaterra le otorgó el título de caballero por sus servicios a la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario